Región andina subregiones
la región Andina se divide en 21 subregiones :
1. Nudo de los pastos
2. Fosa del Patía
3. Región nororiental de la cordillera Occidental
4. Altiplano de Popayán.
5. Valle del río Cauca.
6. Cañón del río Cauca.
7. Macizo Colombiano.
8. Cordillera Central meridional.
9. Macizo volcánico.
10. Montaña Antioqueña.
11. Alto Magdalena.
12. Magdalena Medio.
13. Vertiente Magdalenense de la Cordillerra Oriental
14. Altiplano Cundiboyacense.
15. Montaña Santandereana.
16. Fosa de los ríos Suárez y Chicamocha.
17. Macizo de Saturbán.
18. Catatumbo.
19. Serranía de los Motilones.
20. Vertiente llanera de la cordillera Oriental.
21. Vertiente Amazónica de la cordillera Oriental.


1. Nudo de los pastos
El Nudo de los Pastos o Macizo de Huaca es un complejo orográfico andino ubicado en la provincia ecuatoriana de Carchi y el departamento colombiano de Nariño. Abarca la intrincada región montañosa donde la cordillera de los Andes se bifurca en dos ramas al entrar a Colombia: la Cordillera Occidental y la Cordillera Central. Aunque no hay una definición precisa de la región del Nudo de los Pastos, se puede decir que empieza al norte de los rios Chota y Apaqui y al este de los ríos Cuasmal y Obispo hasta la altura de la población de Huaca y se extiende hasta la Hoz de Minamá en la Cordillera Occidental y hasta el Macizo Colombiano en la Cordillera Central, en donde esta da origen a la Cordillera Oriental. En la naciente Cordillera Occidental las mayores alturas son los volcanes Chiles (4.718 m), Cumbal (4.764 m) y Azufral (4.070 m). La Hoz de Minamá es una profunda depresión creada cuando el río Patía atraviesa la Cordillera Occidental en su via hacia la costa pacifica nariñense. En la Cordillera Central están el altiplano de Túquerres e Ipiales, el valle de Atriz, los volcanes Galeras (4.276 m) y Doña Juana (4.250 m), la ciudad de San Juan de Pasto y la laguna de la Cocha.
2. Fosa del Patía
Depresión formada por el río Patía en su curso hacia el océano Pacífico.
3. Región nororiental de la cordillera Occidental


2punto.jpg
Volcan de cordillera occidental

4. Altiplano de Popayán
Este altiplano, asentado sobre rocas volcánicas de la formación geológica Popayán, presenta un modelado plano generado por los materiales que fueron transportados a través del valle del río Cauca; espesas tobas de ceniza de eventos volcánicos sucesivos suavizaron el paisaje y crearon una fértil planicie donde sobresale el cerro La Tetilla.
En las estribaciones del Puracé hay varias fuentes termales y se presenta una vegetación especialmente adaptada a las condiciones del lugar; sorprenden los grandes parches de achupalla chiquita, bromeliácea del género Puya, en las laderas y barrancos y el crecimiento exuberante de helechos del género Blechnum. Cerca de las fuentes se forman cojines de musgos y macollas de gramíneas y sobre pequeños afloramientos rocosos crece una diminuta orquídea de flores blancas, del género Epidendrum. Alrededor de estos refugios térmicos se desarrolla una exuberante selva nublada altoandina. En su visita al volcán, en 1801, Humboldt anotó las características del pequeño altiplano de Puracé o Llano del Corazón, por donde pasa el río Vinagre: «los habitantes de Popayán desearían que el río, en vez de juntarse con el Cauca, muriese en algún abismo, porque durante cuatro leguas carece el Cauca de peces, por razón de la mezcla de sus aguas con las del Vinagre, que a la vez se compone de óxido de hierro y ácido sulfúrico y muriático».

POPAYAN.png
ANTIPLANOS POPAYAN
La posición del altiplano de Popayán, a 1.730 msnm, le proporciona un clima templado-cálido y húmedo —19 °C y 2.200 mm de precipitación media anual—. La primera temporada de lluvias ocurre entre marzo y mayo y la segunda entre octubre y diciembre; en julio y agosto se presentan los meses de máximo verano. El naturalista payanés Francisco José de Caldas observó que la época de aguas coincide con los equinoccios y el verano o tiempo seco se relaciona con los solsticios.



La vegetación original del altiplano estaba constituida por grandes bosques de roble, una rica formación vegetal con gran diversidad de fauna y flora características de las selvas montanas de la cordillera Central. Las primeras intervenciones humanas que redujeron significativamente la selva subandina de esta región, fueron orientadas hacia la extracción de la corteza de quina; algunos cabildos indígenas de la época arrendaron los bosques con el único propósito de extraer quinas; la población de Silvia se convirtió en uno de los principales centros de acopio y otras como Pitayó dieron el nombre a variedades de corteza de quina reconocidas en el mercado mundial. La bonanza de los quineros o cascarilleros terminó hacia 1850, debido a que los bosques estaban agotados. Posteriormente los terrenos se adaptaron para la ganadería y la agricultura de trigales.
En 1536 se fundó en el altiplano la ciudad de Popayán, que rápidamente se convirtió en un importante centro administrativo, comercial, social y eclesiástico del suroccidente del país. La ciudad colonial creció al lado
del poderoso y explosivo volcán Puracé, que mostró su peligrosidad desde la erupción de 1816. En sus alrededores, aún hay pequeños fragmentos de bosques riparios, cada vez más reducidos y fragmentados.
Algunas poblaciones de ardillas y pequeños mamíferos se ven afectadas por carencia de la cobertura de bosques de roble. Especies de aves de bello colorido, como el barranquero o guarda barranco, que se refugia en el bosque y se queda casi estático en los árboles cerca de los ríos o quebradas donde se alimenta de ranas, lagartijas, lombri
ces e insectos, tiene amenazado su hábitat; esta ave deposita sus huevos en el talud de los barrancos, donde excava un profundo túnel de 4 m de longitud y 8 a 12 cm de diámetro aproximadamente.
Otra ave de particular comportamiento en las quebradas torrentosas y bien conservadas es el mirlo acuático que se alimenta de los pequeños invertebrados que viven sobre las rocas cubiertas de musgos. La tala del bosque ripario deja desprotegido el fondo de las quebradas y las nuevas condiciones de luz alteran las comunidades de musgos acuáticos hasta dejar las rocas desnudas, con lo que también se afectan las poblaciones de invertebrados asociados, alimento del mirlo acuático; la falta de vegetación causa la inestabilidad de los barrancos, por lo que también se afecta el barranquero y así sucesivamente; el disturbio puede generar una cascada de efectos, algunos de los cuales no se perciben hasta que ya es demasiado tarde.
5. Valle del río Cauca

La geología del valle del río Cauca nos indica que este espacio geográfico es el resultado del secamiento de un lago existente en el Plioceno. El fondo de este lago, al secarse, albergó flora y fauna variada que, en el tiempo, ha dado como resultado el valle del río Cauca en el que se han formado distintos paisajes a lo largo de su desenvolvimiento natural y de la intervención humana.


CAUCAAAAA.jpg
VALLE DEL RIO CAUCA
6. Cañón del río Cauca



CAÑON.jpg
CAÑON RIO CAUCA

7. Macizo Colombiano
Su extensión total es de 3.268.237 hectáreas, que están distribuidas así: 1.371.613 hectáreas de bosques; 1.542.313 hectáreas de agroecosistemas; 256.685 hectáreas correspondientes a Páramos; 4.342 hectáreas pertenecientes a la zona nival; 92.432 hectáreas albergan vegetación xerofítica y 856 hectáreas están en asentamientos urbanos. Cuenta con alturas que varían entre los 2.600 y 4.700 m. s. n. m.Es identificado como reservorio de aguas, pues de él nacen ríos como el Patía (de la vertiente Pacífica), el Cauca y el Magdalena (de la vertiente Caríbe), y el Putumayo y el Caquetá (de la cuenca Amazónica). Contiene 362 cuerpos lagunares en la Alta Montaña, 13 páramos y ecosistemas ricos en flora y fauna. En dirección suroeste a noroeste sobresalen los páramos de Cutanga, el Letero, las Papas, el Apio, el Buey, Hermosas y los Volcanes nevados de Sotará Huila y Puracé; en este último y en su área circundante, 830 Km2, se localiza el parque Nacional Natural del Purace. Muy pocas personas han escalado los extensos dominios de esta región, ya que está atravesada por encrespados cerros y cerradas montañas en un ambiente de páramos inexpugnables y fríos, que hacen a la vez de guardianes naturales, preservan estos formidables recursos hidrológicos cuyos cauces irrigan de vida a media Colombia en largo recorrido antes de afluir en el mar. El Macizo Colombiano ha sido catalogado por parte de la UNESCO como reserva de la biósfera, es un área estratégica a nivel nacional e internacional, dado su significado para la producción de agua, la biodiversidad y los ecosistemas, área que por su conformación especial representa una de las regiones con más posibilidades de desarrollo en Colombia, pero también, con grandes problemas que pueden llevarla a un proceso de degradación acelerada.




MACIZO.png
macizo colombiano




8. Cordillera Central meridional


cordillera_central.png
cordillera central meridional





9. Macizo volcánico

Volcán galeras su denominación fue dada por los conquistadores españoles que llegaron
volcan_galeras.jpg
VOLCÁN GALERAS
a la región en los albores del siglo XVI. Esta se debe a que la silueta de la cima les pareció semejante a la de las Galeras, barcos impulsados por la fuerza de los remos y en ocasiones por el viento (poseían una o más velas grandes) y que en esa época eran muy usados por la Armada de España. Rápidamente los pioneros ibéricos se percataron que la montaña era efectivamente un volcán, pero consideraron que su presencia no constituía un riesgo importante para la nueva fundación. Por su parte, los indígenas Quillacingas que habitaban originalmente esas tierras lo llamaban en su dialecto (derivado delQuechua) Urcunina (Urcu-Nina) que significa literalmente "Montaña de Fuego" También hasta finales del siglo XIX el Volcán fue indistintamente denominado "Volcán de Pasto" o "Volcán de las Galeras".Con la llegada del siglo XX, y por ende la creación del Departamento de Nariño en 1904 y la designación de Pastocomo su capital, tomó oficial y definitivamente el nombre de "Volcán Galeras".


18. Catatumbo